Esta novedad lleva tiempo siendo probada por Microsoft y resulta agradable comprobar como ha terminado llegando finalmente a los usuarios finales. El software de la unidad RAM crea una unidad virtual usando RAM física, que es escandalosamente rápida. Luego, los usuarios mueven partes del software básico al disco RAM, lo que resulta en ganancias de velocidad significativas.

Para ello vamos a tener que acceder al registro de Windows lanzando el comando regedit a través de una ventana Ejecutar (Win+R) controladores. Si no sabemos cuál es nuestra IP, basta con abrir una ventana del símbolo del sistema y ejecutar el comando ipconfig. Finalmente mostraremos unas cuantas capturas referentes a los distintos planes de rendimiento con el software HWiNFO en los que se muestre la frecuencia de trabajo de la CPU cuando no está en carga. Especialmente en los planes agresivos, en donde en consumo es exactamente el mismo en ambos, mientras que los FPS son bastante mejores en el nuevo plan activado. Y podemos sacar en claro que, más que mejorar el consumo, lo que hace Windows se recortar recursos. Fijaos también que el aumento de FPS que es de 9 desde el plan economizador al de máximo rendimiento, lo que es un resultado bastante significativo.

Por el contrario, si nuestro ordenador es ya bastante potente, no tenemos que molestarnos en cambiar o modificar estas opciones, ya que no van a hacer literalmente nada. Sin embargo, ofrece otros planes que tratan de mejorar el rendimiento a costa de utilizar más energía e incluso permite la posibilidad de crear nuestros propios planes de energía. Por lo tanto, es recomendable establecer un plan en nuestro equipo que pueda ayudar a mejorar el rendimiento de Windows 10. Llevo mucho tiempo utilizando Windows 7, y podía evaluar elementalmente el rendimiento del «hardware» simplemente yendo al menú «Propiedades» tras hacer clic con el botón derecho del ratón en el icono «Mi PC». Esta puede ser una de las formas más fáciles y menos costosas de mejorar el rendimiento. Esto es particularmente cierto si su computadora tiene menos de 4 GB de RAM.

Activar Plan De Máximo Rendimiento En Windows 10

Y sobre todo, como avanzábamos, en ordenadores que cuenten con una memoria RAM escasa y que, para la instalación de Windows 10, no usen una memoria SSD sino un disco duro con un rendimiento notablemente inferior. Igual que ocurre con la memoria virtual del sistema, en ordenadores conpoca RAM se utiliza rápidamente la memoria caché del disco duro. Así que, en estos casos, es recomendablereiniciar el ordenador de vez en cuando para que la memoria RAM se limpie por completo y el ordenador, una vez que se vuelva a encender, vuelva a recuperar su rendimiento habitual. Lo primero que puedes hacer es dejar que sea el propioWindows 10 el que se encargue de-intentar- encontrar losproblemas que le están afectando. Y para ello, sencillamente tienes que hacer clic derecho en el botón de Inicio, abrir Configuración y buscar ‘Solución de problemas’ para seleccionar la opción‘Configuración de la solución de problemas’.

  • Si no le preocupa el bloatware de Microsoft, es posible que desee considerar repararlo en el lugar.
  • También podemos desactivar la siguiente función, Mostrar transparencias en Windows.
  • La memoria virtual del sistema esa útil si en nuestro equipo disponemos de poca memoria RAM por ejemplo 2 GB.

Un ajuste que podemos encontrar dentro de la página de configuración de Windows 10 y que podemos activar o desactivar fácilmente. También sacamos en claro que el recorte de recursos hardware por parte del sistema no refleja una excesiva mejora en el consumo general del equipo, ya que por 16 W menos hemos obtenido 9 FPS menos, y es demasiado poco ahorro bajo mi punto de vista. En definitiva, tener el plan máximo rendimiento en un PC de sobremesa va a influir muy poco en la factura de la luz.

No Permitir Que Ciertas Aplicaciones Se Ejecuten En Segundo Plano

Por lo tanto, el usuario debe mirar los procesos en ejecución y luego cerrar los procesos innecesarios. El propietario del ordenador sólo tiene que hacer clic en uno de los procesos y luego hacer clic en el botón «Eliminar tarea». La instalación de actualizaciones del sistema también puede ayudar a reducir la carga de la CPU. Los desarrolladores de Windows 10 lanzan regularmente actualizaciones, cada una de las cuales trabaja sobre los errores para optimizar los recursos. Además, el problema se manifiesta no sólo por la falta de actualizaciones, sino también por su incorrecta instalación. En tal caso, deberá desinstalar los controladores seleccionando la opción de menú correspondiente y volver a instalarlos.

Menú De Navegación

Si dejamos a un lado la cantidad de memoria RAM disponible, la velocidad real de la unidad de almacenamiento y las actualizaciones de drivers , todavía quedan muchos parámetros en segundo plano que necesitan ser estudiados, y por qué no, ajustados. Y es que, con tan solo modificar ciertos parámetros en la configuración básica de Windows 10 hemos conseguido liberar una gran cantidad de recursos que estaban en uso. Gracias a ello, conseguirás una ejecución del sistema mucho más fluida, más espacio de almacenamiento y memoria RAM disponible para otros procesos. Por otra parte, hemos eliminado el envío automático de cierta información sensible y personal hacia los servidores de Windows, con lo que también estamos ayudando a proteger nuestra privacidad.